Archive for the ‘Definiciones’ Category

Curso e-admin en Huesca (II)

24 June 2009

La última sesión del curso, la de Javier Barnés Vázquez, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Huelva, fue casi la única que citó el modelo 2.0 de relación social, sin ni siquiera hacer una sola mención al mismo de forma literal.

De hecho, la presentación de apoyo a la exposición en un documento de Word con letra extragrande y pasando página el ponente cual avezado lector, fue lo más alejado del ya uso habitual de elementos multimedia en exposiciones pero, como digo, fue lo más avanzado en citas al modelo de relación en red, colaborativo y “escuchante” que propone lo 2.0.

Algunas de las mejores menciones las twitteé de forma precipitada y están todas aquí, pero creo que el profesor resumió de forma acertada las necesidades de cambio del procedimiento administrativo por obsoleto y poco adecuado a la realidad tanto de la sociedad a la que intenta “proteger y servir” como a la propia administración que lo utiliza como regla de uso en la gestión. Algunas de sus aportaciones y que me llamaron la atención fueron:

  • Tanto la Ley 11/2007 como la de procedimiento administrativo común, no pretenden cambiar el modelo procedimiental. Aquélla hace “eléctrico2 el procedimiento, pero no aporta mejora en la gestión.
  • El procedimiento actual no se ajusta a la realidad de las administraciones ni de la sociedad.
  • Déficits del procedimiento administrativo actual:
    • 1.- No contempla la regulación de acciones de tipo informal.
    • 2.- No regula, ni pretende, la participación activa.
    • 3.- No busca consensos entre los afectados por la norma.
  • La normativa tiende a ser una foto fija, algo que pretende estabilidad, cuanto el entorno social ya no admite este tratamiento.
  • Hay que pasar del procedimiento tipo judicial, en un entorno jerárquico y de carácter impositivo al modelo tipo gestión (administrativo), en un entorno organizativo en red y regulado de forma cooperativa.
  • El procedimiento administrativo moderno debe ser instrumento que acompaña el ciclo de la política pública y no ser un objetivo en si mismo como actualmente lo es.

Bueno, qué decir. La teoría del Derecho, en boca de un catedrático, por delante de la práctica.
Tenemos que ir a por esto, sí señor.
Seguirá otro post sobre el tema de la gestión documental, amenazo.

Curso e-admin en Huesca

18 June 2009
Huesca

Huesca

Mientras todos los expertos en 2.0, como diría Julia Alonso, se equivocan en la Red innova, yo me he venido a descubrir Huesca, donde ya quiero vivir para siempre. ¡Qué hostelería, qué gusto en los escaparates, qué pastelería, qué plazas, qué gente, señor, que gente!!.

El programa del curso, organizado por la Fundación Democracia y Gobierno Local y celebrado en la sede de la Diputación de Huesca, se ha centrado en los aspectos jurídicos del procedimiento de la prestación de servicios electrónicos a la que obliga la Ley 11/2007, lo que llamó mi atención por ser este aspecto de lo que nos traemos entre manos lo que está haciéndonos andar en círculos desde hace meses a cualquiera que, desde posturas más irreverentes  e ignorantes sobre el Derecho administrativo (la mía), pretendemos construir en nuestras administraciones el entorno adecuado a la prestación eficaz ¿sencilla? de servicios electrónicos.

Comentarios sobre casi todas las sesiones los tenéis en Twitter bajo el hashtag #oscaeadmin. Salvo la mesa redonda, que ha puesto en evidencia que no todas las personas intelegentes del país estaban en Madrid estos días, casi todas las ponencias me han dado mucho miedo. Y eso que ninguno se mostró ni en contra ni intentó dejar en evidencia la norma. Al contrario, todos querían construir sobre ella. Todos la interpretaron y, en eso sí coincidieron, todos nos la leyeron. ¡¡Cachis, si lo sé, no pierdo estos dos años leyéndola p’atrás y p’alante!!.

Una de las cosas que más miedo me dió fue el empeño de la judicatura, en boca del magistrado (glups!) Alberto Palomar Olmedo, de no creer a las aplicaciones informáticas. Y es que claro, ¿quién se va fiar de los cálculos y decisiones que una máquina pueda hacer sobre la base de logaritmos y contrucciones lógicas que construyen esos ignorantes ingenieros?. ¡Una aberración, vamos!.

La innovación de la judicatura lleva a dudar de este tipo de decisiones y para apoyar conjeturas, alegaciones y negaciones, unos (los buenos) y otros (los malos), se ponen a pedir en el marco de los procedimientos jurisdiccionales los “códigos fuente” e “informes de peritos expertos” que les aseguren que los programas hacen bien sus cálculos; lo que viene a ser como si para cada golpe de la aguja del segundero del reloj que cuenta  los plazos administrativos o para cada dos tantos anotados en el marcador del  Polideportivo local cuando juegan CASA contra VISITANTE, necesitásemos desmontar la máquina y contrastar la suma o el girar de cada corona para ver que la suma está bien hecha o que cada segundo dura un segundo.

Aunque algo exagerado por mi parte, las vueltas de tuerca que los expertos en Derecho le han dado a la notificación electrónica, al registro electrónico y a la gestión electrónica de los documentos, es que le quitan a uno las ganas de meterse en nada, pero no nos vamos a dejar, no.

Transformational Goverment, lo que he entendido

1 May 2009

Pues me ha costado ponerme a escribir el post. Aunque casi desde el principio sabía el tono, los dedos sobre las cuerdas no me fluían fácilmente. Tendré que dejar la música para la banda y centrarme en murmurar el estribillo.

Lo primero, la partitura: Las referencias que he estado leyendo están todas bajo la etiqueta Tgoverment de mis links en Del.ic.io.us (sí, ya sé, están un poco caótico mi perfil allá, pero después de subir los favoritos desde el navegador, le he echado poco rato). Y me ha ayudado un documento de mi amigo Roberto Adelardi que he intentando colgar en Google Docs, pero es demasiado extenso. Buscaré otro medio.

Lo segundo, la corriente artística: El Transformational Goverment parece haber ya evaluado las soluciones aplicadas al e-gov y e-admin como meras mecanizaciones a través de la tecnología de los procedimientos de gestión de los servicios sin haber encontrado verdadera solución para una mejora de los servicios a los ciudadanos. Tendremos que tenerlo en cuenta los que “todavía” estamos pensando que nuestos proyectos de e-admin transcienden la mera mejora procedimental y tienen ese sentido de “motor del cambio” cultural en nuestras organizaciones. Aviso a navegantes.

Tercero, la variación: O sea, lo que he entendido.

El desarrollo tecnológico como excusa para la mejora completa de los servicios, colocando de forma central las necesidades de nuestros usuarios (ciudadanos y empresas) en los procesos de mejora.

De entrada, leo de fondo en los enunciados del concepto la aplicación de los modelos de excelencia (EFQM o ISO) en los que la insistencia sobre la orientación de la gestión excelente hacia las necesidades de los clientes es el tantra del cambio en la gestión. Está presente de forma constante en el enunciado del TGoverment y sitúa de forma adecuada lo que debe ser nuestro proceso de cambio en la administración pública, pase éste por el uso de la tecnología o la desburocratización. Nada de ello tiene sentido realizado SÓLO desde la perspectiva “interna”, sino impregnado de orientación al cliente. O sea, transformar realmente el enfoque imperante en nuestra forma de prestar los servicios en una orientación completa a las necesidades de los ciudadanos, personalizándolos. Lo que viene a ser: conseguir por fin el antiviral perfecto para la Enfermedad de TAG.

Junto con la orientación al ciudadano, el TGoverment insiste en que el medio óptimo para la personalización de los servicios es, sin ninguna duda, la tecnología; siendo ésta un elemento táctico de la transformación de las organizaciones y no una mera herramienta de mejora. ¡¡Me encanta esto!!.

Un tercer elemento del TGovernment es la cultura de los servicios compartidos, lo que se parece soberanamente cuando se desarrolla en los distintos documentos, a la  “interoperabilidad” de nuestra querida Ley 11/2007.

Además, la profesionalización de la planificación, prestación, gestión, formación e implementación del cambio cultural en las organizaciones a través de las TICs es otro de los elementos que exige el TGoverment, que no sé si hay que situar esto dentro del ámbito de la Ley 11/2007 o de la Ley 7/2007.

Una magnífica oportunidad, esta de la transformación, para meterle mano a todo lo importante en una organización: Clientes, servicios, medios-TICs y personas.

Cuarto, un arreglo, tipo Rock:

Yo creo que estamos en ello. O sea, que la perspectiva e-admin sobre la que leo y la que sigo a través de la blogosfera pública tiene este transfondo de cambio cultural que está consiguiendo mover la administración pública española en otro sentido y que mira mucho más al ciudadano, gracias a la excusa de cambio que provoca la propia adaptación a los requisitos de la Ley 11.  Roberto, mi amigo, me resumía en un correo que la moda del e-gov acabó por convertirse en tener una presencia en la red de contenidos aburridos y con una foto del ministro o presidente de turno colgada y no es ya sólo eso lo que está pasando aquí.

Eso, o tengo una visión demasiado optimista del concierto que empieza.

¿Dónde nos atascamos?

5 April 2009

La cuestión es que creo que nadie se ha hecho la pregunta hasta ahora. Quiero decir en nuestra organización.
No planificamos.
No planteamos objetivos.
No evaluamos.
Nos dejamos llevar.
¿Nos da igual?.

Traumatismo Anquilosante Grave (TAG)

22 October 2008

traumatismo.

(Del gr. τραυματισμς, acción de herir)

1. m. Med. Lesión de los órganos o los tejidos por acciones mecánicas externas

anquilosar.

1. tr. Producir anquilosis.

2. prnl. Paralizarse, detenerse en su evolución

anquilosis.

(Del gr. γκλωσις, soldadura).

1. f. Med. Disminución o imposibilidad de movimiento en una articulación normalmente móvil.

grave.

(Del lat. gravis).

1. adj. Dicho de una cosa: Que pesa. U. t. c. s. m.

2. adj. Grande, de mucha entidad o importancia.

3. adj. Enfermo de cuidado.

No será de medicina ni de práctica quirúgica el blog. O sí, ya veremos de lo que acabo hablando. La enfermedad de TAG, una ficción como la mayoría del procedimiento administrativo, atenaza organizaciones y paraliza la acción allá donde ataca. Como… otras enfermedades.