Si eres un M3

No paro de acordarme de cosas de las sesiones de formación de esta semana en el IX Curso de Dirección local del INAP.

De forma muy natural, se consiguió una complementación perfecta entre  las distintas sesiones. Donde Joan Plans explicó de forma más teórica, llegó Manel Muntada (@cumclavis) para aplicar y responder el “Sí, ¿pero qué hago cuando llegue al curro el jueves?”.

Así, Joan vino a contar, entre otras cosas el uso del liderazgo situacional como adaptación a la persona, al caso y al momento de la organización y yo, como el chiste, entendí algo así como el  Be water my friend de Bruce Lee.

Para explicarlo, Joan vino a usar un gráfico parecido a éste que tomo del blog de Sebas Paschman (@sebasp), donde podrás encontrar más amplia y correctamente explicado el concepto.

Gráfico representativo de las situación de uso del Liderazgo situacional

Gráfico representativo de las situación de uso del Liderazgo situacional

Eso que aparece ahí abajo del gráfico, Manel lo explicó de forma sencilla: La madurez profesional (y las posibilidades de acción y “liderazgo” que requiere cada una) la vamos a ver desde dos perspectivas: lo que sabe hacer (madurez técnica en la terminología) y lo que quiere hacer (madurez psicológica) el aludido, donde te sale esta sencilla tabla donde podrás situarte tú mismo y colocar a “mogollón” de gente:

Tipo de madurez Sabe Quiere
M1 😦 😦
M2 😦 🙂
M3 🙂 😦
M4 🙂 🙂

Aquí el que requiere de una acción contundente es, lógicamente, el M3.

Y aquí llego Manel con otro decálogo (que recitó de memoria el tío y que era de once puntos) para “desarmar” y sacar del mundo de los zombies a un M3 con la siguiente estrategia:

  • Paso 1.- “Necesito hablar contigo”. Donde el que enuncia y presenta la acción eres tú, jefe del M3.
  • Paso 2.- “Apúntate el día “N+14″ a las 9:00, que hablaremos un par de horas”. Donde N es hoy y el que enuncia eres tú, jefe del M3. Hay que darle tiempo para preparar y madurar su entrevista. Le harás pensar y a ti también. No admitas un “vamos a hablar ahora…”.
  • Paso 3.- Elabora un lista de puntos fuertes y débiles del M3. Fuertes y débiles, ¡ojo!. No vas a cargártelo, vas a hablar con el M3 y ver qué se puede sacar.
  • Paso 4.- Elige (y reserva) un lugar privado, DENTRO de la organización. Ni pienses en un bar, ni en ambiente distentido o de coleguitas. Vais a hablar de trabajo y el M3 ha de saberlo.
  • Paso 5.- Prepara el momento de la comunicación. No quieres interrupciones: sin teléfono, sin twitter y, si ahce falta, sin puerta para que no llamen a ella (esto es mío, jejeje).
  • Paso 6.- Es el día N+14. Empieza tú y pregunta directa y abiertamente sobre su aportación al Departamento, organización o tu vida. Lo que el M3 abordará desde una perspectiva positiva o negativa. Tú, usa tu hoja de puntos fuertes y débiles y refuerza la postura contraria a la inicial del M3: si se tira al barro, levántalo con sus puntos fuertes. Si va de gallito, cálmalo con los puntos débiles.
  • Paso 7.- Permítele que te evalúe:  “¿Qué crees que yo puedo hacer para mejorar tu situación?“.
  • Paso 8.- Escribe y apunta todo lo que diga. No es momento de discusión ni de argumentar o contra-argumentar a lo que diga el M3. Sólo escuchar de forma activa y tomar nota, para cuando llegue el paso 10.
  • Paso 9.- Es tu turno de opinión. tira de lista y expón de forma clara y contundente lo que crees que el M3 debería hacer y mejorar. Lo que no hace, lo que hace bien, dónde aporta y dónde debería aportar.
  • Paso 10.- Expuestos los argumentos por ambas partes, es el momento de la negociación y de llegar a algún acuerdo, si éste es posible, con base en los puntos expuestos por cada uno. Debes obtener un acuerdo que posibilite comprobar qué se ha conseguido al cabo del tiempo fijado, cómo se ha cambiado y qué se ha conseguido.
  • Paso 11.- Fija el plazo de evaluación y cúmplelo.

Si hemos conseguido cambiar algo, hemos movido al M3 hacia una postura de madurez psicológica más acorde con las necesidades de todos y habremos mejorado el trabajo de todos.

Si no, siempre cabe la posibilidad del propio ejemplo que puso Manel: Antes de los dos meses, el M3 se había ido de la “empresa” por propia decisión.

Advertisements

Tags: ,

3 Responses to “Si eres un M3”

  1. Lola Gómez Says:

    Al igual que tú, yo también soy muy impresionable y lo mejor es que cada día día me sigo impresionando más (de lo bueno y de lo malo), pero es que el video de Zander es impresionante. Creo que a todos los que nos interesa “buscar” siempre lo mejor que las personas llevan dentro nos dejan atónitos este tipo de vide-mensajes.

    Me ha gustado de sobra el decálogo del M3. Sobre todo el Paso 11. Por un lado, se le da la oportunidad de “reengancharse”; por otro lado se fija un plazo, se le evalúa y se CUMPLE con lo pactado. De no cumplir, finalmente, “se va a otro lado por decisión propia”: me encanta la sutil consecuencia. Esto también valdría para cualquier tipo de M, una vez consensuado.

    Ciertamente el jueves ya brillaban tus ojos, cual maestro principiante y quien te miraba de cerca, pudo observar cómo te entrenabas en el arte de aplicar “distintas caricias para distintas personas”, poniendo ya en práctica la teoría de Joan y Manel.

    Me encantaría poder ver con mis propios ojos y que fueses tú quién vieses brillar los míos, si consigues el reto de despertar en los que te rodean “las habilidades dormidas”.

    Como en Babel, donde cada uno empleaba su propio idioma, espero que puedas “traducir” perspicazmente y actúen porque te hayan escuchado y te entiendan, ese sencillo lenguaje que no es otro, que el de asumir responsabilidades, producir, gestionar, participar, innovar, lograr, empatizar, entusiasmarse y por qué no, comprometerse. No dudes en aplicar el decálogo. Suerte.

  2. cmb Says:

    La verdad es que el primer módulo estuvo fenomenal, ahora por casualidad he pasado por tu blog y he recordado un montón de cosas. ¡Cuantas ideas en tampoco tiempo! Volví con las pilar recargadas.

    ¿Como es que no pudiste volver al curso?Se te echo de menos. Te hacia tanta ilusión.

    En el trabajo he intentado aplicar las técnicas que nos enseñaron y la gente me miraba raro decían: “esta chica ha estado en un curso o le ha dado algo raro” jeje les miraba y pensaba tu m1 sin dudarlo así que ya sabes a explicarle como trasladar el lápiz dado una vuelta sobre si mismo y dejando la punta mirando a la ventana 😉

    Nos vemos en la red…..

    • bayaceto Says:

      Muchas gracias por pasar por aquí. Un gustazo
      Pues la cosa fue que, después de la autorización de mi jefe deirecto, la diputada de Recursos Humanos me comunicó que no podíamos gastar pasta en formación (mas bien en dietas) este año, así que me dijo que nanay de la China.
      Un pena porque, como dices, me hacía tremenda ilusión.
      Lo intentaré el año que viene.
      Por aquí nos vemos, ya sabes.
      Pepe

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: