Entrevistas breves con hombres repulsivos

Se me murió (se me suicidó, vamos) David Foster Wallace (no sabía qué link elegir, así que he puesto éste) antes de abrir el blog, pero el título de unos de sus libros traducidos al castellano (EL PAIS siempre le hacía buenas críticas, salvo si escribe Javier Marías, que presume de no conocerlo),  le da título al post.

Presentando el nuevo planteamiento de la intranet corporativa en entrevista personal del tipo vengo-a-contarte-naranjas-traigo a uno de mis jefes de Departamento favoritos, planteé la faena en plan pausado.  Lances largos con el capote de briega, enseñando el muslo sin acritud y con cierta distancia, pero templando y sin miedo; como el que supiera de lo que hablaba y viendo cómo se me iba a venir con la muleta.

El hierro de la ganadería prometía batalla, pero me encontré con una vaquilla toreada que, de la diapositiva de una de las presentaciones de Jordi Graells que he hecho mi favorita y reutilizado, me nombró al menos cinco causas de imposibilidad total de que mi propuesta tuviera éxito.

La resistencia al cambio en 37 bocadillos

La resistencia al cambio en 37 bocadillos

Las cinco más manidas. Las de menos imaginación. La entrevista concluye con una magistral ejecución del lance supremo: “Espero jubilarme sin tener que usar eso de la firma electrónica”. Otro al que las guitarras eléctricas deben parecerle inventos del diablo.

Estos son parte de los mimbres, pero no enseñan nada de la verdad. Estoy convencido. El cesto se hará sin ellos.

Advertisements

Tags:

6 Responses to “Entrevistas breves con hombres repulsivos”

  1. Jose Says:

    Lo malo es que (siguiendo con el símil taurino) las faenas con ganado como éste son la más difíciles y no cortas ni una oreja… pero esos toros también hay que lidiarlos.

    No obstante, que te quede el consuelo que los aficionados de verdad son capaces de apreciar ese tipo de faenas.

  2. Pepe Says:

    Para que el público aplauda con este ganado, el torero ha de ser un artista o matar pronto y bien. Como lo primero no es, iré a lo segundo. Un viaje a Japón para comprarle una Katana a Hattori Hanzo será mi próxima comisión de servicios. ¡Ay, cómo me gustaría ser Beatrix Kiddo!
    Gracias por el comment

    PD.- Por cierto, que espero ansioso el acta de la reunión

  3. Paco Alcaide Says:

    Me apunto también a este símil diciendo que … Hay muchas faenas, muchos toros y muchos toreros, y quizás con tiempo, lidiando en plazas más pequeñas, con hierros más o menos bravos, dando más faenas (buenas y no tan buenas), y formando a más toreros, se acabe “evangelizando” al personal.
    Esto es una carrera de fondo, como todo lo que tiene que ver con la educación de las personas.
    La cita de Mohandas Gandhi «Primero te ignoran. Luego se ríen de ti. Después te atacan. Entonces ganas» utilizada en el ámbito del soft libre, quizás también se podría aplicar a este caso.

    • bayaceto Says:

      En cierto sentido, entonces, estamos ganando con algunos. A las carcajadas soy casi inmune. Cosas de haber sido tímido de pequeño.
      El espíritu proselistista (me gusta más que evangelizador) es el adecuado y no pierdo ocasión para transmitir los valores.
      De todas formas, creo que dbee haber cierto límite en los intentos con determinado estado mental.
      Confiando plenamente en las personas como confío, también soy consciente del límite de intentos posibles que se pueden hacer con cierto de ellas. No puedes desgastarte permanentemente en el intento, porque entonces el esfuerzo con las que muestran interés no es equitativo.
      Intentarlo, sí. N veces, también. Pero creo que el estado actual de la Casa merece centrar el esfuerzo en el público receptivo más que sobre el que hay que convertir, porque el no estamos tantos apóstoles y el límite de dedicación de cada uno es pequeño.
      Esfuerzos, claro, pero escogidos; no vayamos a quedarnos en el kilómetro 20 y nos queda el muro de lo 30 y llegar hasta el 42.
      Gracias por comentar, Paco. Siempre tan lúcido
      Pepe

  4. Lola Gómez Says:

    Bueno, no desesperes estimado jefe, esa intranet tal vez sin demasiado criterio, pero bastante intuitiva y sobre todo con cariño y esmero.
    El objetivo, abierto a lo que necesiten nuestros compañeros, y nosotros, como fieles servidores públicos que tenemos muy bien aprendido: a su disposición, dispuestos a ayudarles y a satisfaceles con toda la excelencia de la que somos capaces.

    Aunque un poco dejada de lado durante unos días (mea culpa), no por ello olvidada. Otros asuntos prioritarios para el ciudadano han acaparado nuestra atención y han hecho que no tengamos tiempo para ir añadiendo más temas.

    Yo también doy la enhorabuena a estas dos secciones sindicales (la otra parece ser más festivalera). Ese mano a mano con creación de blog incluída, hacen que sea un pique positivo y vehemente. Al hablar con ellos se muestran exultantes en su nueva forma de comunicar.

    De nuevo… no desesperes querido jefe, que he vivido mucho y “casi bueno” en esta santa casa y siguiendo con el argot taurino “en peores plazas hemos toreado” (sobre todo yo) y pese a todo, que no es poco, tiempos tan prósperos, innovadores y creativos como éstos, no creo que volvamos a vivir.

    Vamos a seguir sembrando. Aunque la tierra sea árida e infértil y hasta seca, de vez en cuando crecen florecillas y eso hace que el campo parezca aún más bello y los frutos más lozanos.

    “Predica, que algo queda”, me decía una profesora para con mi hijo, y vaya si es verdad…

    Seguiremos “enriqueciendo” esa intranet y todo lo que se nos ponga por delante. Entusiasmo y perseverancia, no nos falta a “algunos/as” y “sumar, es multiplicar.

    • bayaceto Says:

      El cariño se nos supone en todo lo que hacemos, no hay duda.

      Mi reflexión en torno a la intranet no es sobre el trabajo dedicado a ella, que ha sido mucho, sino sobre la efectividad que su uso y efectos pueda tener no habiendo estado enmarcada dentro de una acción de difusión adecuada.

      La vía de los hechos, a veces, es más efectiva y así lo será en nuestro caso por la perserverancia de mucha gente, más de la que pensamos, entre las que estás, claro.

      A ver si podemos recuperar un tiempo que hemos estado perdiendo y lanzamos con fuerza lo que necesitamos
      Gracias por comentar aquí.
      Pepe

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: