Política 2.0

No se si estoy preparado para un post de este tipo, pero el otro día me lancé en un comentario en el magnífico blog de Iturbe, cuando lo que cabía era escribir en éste y no soltar ladrillazos en forma de comment en el de otros. No me voy a repetir, o eso creo. Y sirva esto, además, como pública disculpa.

Intento imaginarme soltando esa parrafada ante un pleno corporativo de mi institución o de cualquier ayuntamiento de mi provincia y sigo viendo a Dylan en 1966 en el Albert Hall.

Intento imaginarme una agrupación local (¿se llaman así también los encuentros de otros partidos distintos al SOE?) de cualquier partido, llena de otro tipo de “necesidades” distintas a las voces críticas y a la voz del pueblo ignorante llegando desde sitios distintos a los canales identificados y no veo cómo, realmente, el 2.0 puede colarse de forma natural en la política actual.

En 1965, Bob Dylan no tuvo más remedio que publicar Bringing it all back home para explicarle a los USA que todo eso que llevaban haciendo en Europa cuatro años los Beatles le pertenecía de modo natural al yankee . Pero casi no entendieron nada.

El esfuerzo de Obama por resituar los valores democráticos que ahora nos parecen tan sorprendentes, bringing them all back home, se parece al triple intento de Dylan (el citado, más Highway 61 Revisited (1965) y Blonde On Blonde (1966)) por poner de manifiesto dónde nació el verdadero Rock and Roll, reivindicando para su lugar de nacimiento el espíritu de ambas revoluciones.

Desclasificar documentos de la CIA, promover la transparencia en la toma de decisiones del gobierno, no renunciar a estar en contacto con la realidad, renunciar y denunciar la compra de las decisiones por los lobbies de presión, hablar de forma natural y sin parecer un magnetofón,… Ser lo que el espíritu de la democracia reclama para el que ejerce el poder sin aparecer trucado ni falso y asumir responsablemente que estás al servicio de la institución que presides y de quien te ha votado. Fácil, ¿no?

El Rock también es sencillo y tampoco se entendía. Sólo hay que seguir, machaconamente, tocando cada vez más alto. Hay sitio para ello.

Advertisements

Tags:

One Response to “Política 2.0”

  1. Paco Alcaide Says:

    Has “dao” en el clavo monstruo, y como bien dices, empecemos por “La genética de la inteligencia colectiva”, para responder a las preguntas clave que nos darán el horizonte a seguir.
    Por otro lado yo me planteo el marketing de venta de esta nueva forma de trabajar (me refiero a la 2.0), e intuyo que por empezar en algo, la terminología usada debe huir de lo moderno, de lo técnico, etc. y ser más sencilla y concreta, centrándose en los objetivos a conseguir.
    Como la informática, la web 2.0 no es un fin en si mismo, ¿Qué? ¿Quién? ¿Por qué? ¿Cómo?.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: