Archive for May, 2009

Informe CENATIC sobre la Ley 11/2007

19 May 2009

Recientemente, CENATIC ha publicado y divulgado su estudio sobre la Ley 11/2007 que merece la pena ser destacado por la organización de sus contenidos, que aporta una visión organizada de los aspectos a los que se debe prestar atención para reconocer los derechos que a los ciudadanos otorga esta norma.

Más que un análisis del grado de cumplimiento de la Ley en estos casi dos años o las expectativas de cumplimiento previstas (que sí ofrece en la otra publicación Análisis del impacto de la LAESCP
en la Administración Pública
), el estudio proporciona visión muy ajustada de los aspectos a atender para cumplir con los requisitos de la Ley.

De forma similar a otros casos, como la Guía de Adaptación de las Entidades Locales a la Ley 11/2007, de Acceso Electrónico de los  ciudadanos a los Servicios Públicos de la Junta de Castilla y León  o nuestra Guía de adaptación de la Administración Local de la Provincia de Córdoba a la Ley 11/2007, el documento describe los aspectos a tener en cuenta de la Ley desde dos enfoques: el de Componentes y el de los Procesos.

De cada uno de los nueve componentes que se identifican (Sede Electrónica, Gestor de formularios, Registro electrónico, Pasarela de pagos, Gestor de expedientes, Notificación electrónica, Identificación electrónica y Archivo electrónico), se nombran  aspectos jurídicos entresacados de  la propia norma y, esto es muy relevante, otros aspectos tecnológicos donde se analizan y comparan productos procedentes del mundo del software libre utilizables para cada uno de los componentes. No dejan de nombrarse, lógicamente, aquellos productos impulsados por la AGE (los que componen la PALS, principalmente, aunque también se nombran los de la Junta de Andalucía (@firma, notific@, not@rio, w@nda, @ries, @rchivA, etc.)).

En el apartado de procesos, el documento ofrece una diagramación genérica para quince procesos que podrían estar entre los quince que cualquier administración local se enorgullecería de tener perfectamente gestionados de forma electrónica y accesibles desde su sede electrónica: Arbitrajes, Autorizaciones Certificaciones Contratación pública, Convenios, Expropiaciones, Gestión de personal, Notificación electrónica, Presentación de documentación, Prestaciones sociales y sanitarias, Recursos administrativos, Responsabilidad patrimonial, Sanciones, Subvenciones Sugerencias, quejas y reclamaciones.
Aportando además en los propios diagramas de flujo, las conexiones interactivas con los componentes del sistema de gestión que se describen en el apartado anterior.

Me quedo como resumen con el gráfico de Visión global que incorpora el estudio  que permite, de un sólo vistazo conocer lo importante a atender en cualquier proyecto de desarrollo de la Ley 11/2007.

Visión global de los componentes del estudio

Visión global de los componentes del estudio

Una buena publicación, un buen esfuerzo y sólo queda ponerse al tajo. ¡Ánimo!

PD.- No hay que dejar de visitar el apartado de documentación, abundante y adecuado al caso.

Entrevistas breves con hombres repulsivos

15 May 2009

Se me murió (se me suicidó, vamos) David Foster Wallace (no sabía qué link elegir, así que he puesto éste) antes de abrir el blog, pero el título de unos de sus libros traducidos al castellano (EL PAIS siempre le hacía buenas críticas, salvo si escribe Javier Marías, que presume de no conocerlo),  le da título al post.

Presentando el nuevo planteamiento de la intranet corporativa en entrevista personal del tipo vengo-a-contarte-naranjas-traigo a uno de mis jefes de Departamento favoritos, planteé la faena en plan pausado.  Lances largos con el capote de briega, enseñando el muslo sin acritud y con cierta distancia, pero templando y sin miedo; como el que supiera de lo que hablaba y viendo cómo se me iba a venir con la muleta.

El hierro de la ganadería prometía batalla, pero me encontré con una vaquilla toreada que, de la diapositiva de una de las presentaciones de Jordi Graells que he hecho mi favorita y reutilizado, me nombró al menos cinco causas de imposibilidad total de que mi propuesta tuviera éxito.

La resistencia al cambio en 37 bocadillos

La resistencia al cambio en 37 bocadillos

Las cinco más manidas. Las de menos imaginación. La entrevista concluye con una magistral ejecución del lance supremo: “Espero jubilarme sin tener que usar eso de la firma electrónica”. Otro al que las guitarras eléctricas deben parecerle inventos del diablo.

Estos son parte de los mimbres, pero no enseñan nada de la verdad. Estoy convencido. El cesto se hará sin ellos.

Mejora de procedimientos, or so…

12 May 2009
Procedimiento

Procedimiento

Desde que me puse a este ajo en la Dipu (hace cosas de dos años y pico), mi obsesión era poder contar con ayuda externa para atacar lo que está en la base de cualquier plan de mejora: la mejora de los procesos de trabajo.

En la Administración es fácil encontrar cada vez más planes de modernización que se basan en el enfoque a procesos y los modelos de calidad y excelencia al uso citan este enfoque como el ideal para acercarse a la excelencia en la gestión.

Quizás no supe explicar bien o en el lugar adecuado la intención del proyecto que intenté plantear allá por febrero de 2008 y quedó en agua de borrajas. Aunque, poco a poco, estamos ejecutándolo.

Con la excusa de la convocatoria de subvenciones a la modernización (Innoval) de la Junta de Andalucía del año 2008, conseguí “colar” un proyecto de mejora de procedimientos que, igual pecando de  poco ambicioso, aunque realista, se centraba en la mejora de cuatro procedimientos clave en la organización, para utilizarlos como piedra de toque para extender el modelo a toda la organización.

Los procesos seleccionados lo fueron basándome en un estudio cuantitativo sencillo de las entradas de documentos a través del Registro General. A partir del análisis de los asuntos a los que afectaban, se acababa confirmando un particular Principio de Pareto: el 80% de estas entradas afectaban a un escaso número de procedimientos, exáctamente a cuatro.

Priorizando la mejora sobre estos cuatro procedimientos conseguiríamos mejorar servicios que incidían sobre una gran mayoría de usuarios, pudiendo acudir a mejorar los demás de forma progresiva y sin tener que montar una carísima revolución cultural en la Casa.

La mejora debe incidir sobre aspectos fundamentales del proyecto, por supuesto sobre la eficiencia y la eficacia de los mismos, pero también sobre la mejora regulatoria de los mismos, la reducción de trámites y debería estar orientada hacia la gestión electrónica integral de los mismos: puritito artículo 34 de la Ley 11/2007.

Y ahí estamos. Recién terminé el pliego de prescripciones técnicas que deberá regular la adjudicación de un contrato de servicios para mejorar estos cuatro procedimientos:

  • Gestión y publicación electrónicas del BOP.
  • Gestión de subvenciones.
  • Selección de personal y
  • Pago a proveedores.

Y en breve, si el Procedimiento lo permite, nos pondremos a trabajar sobre ellos para ver si somos capaces de cambiar. Que lo seremos.

A sumar tocan

10 May 2009

Hace un mes y muy poco que asumí la responsabilidad sobre el Departamento de modernización y administración electrónica en la Diputación.

Después de un mes de locos, he podido parar y quiero contarles a las personas que trabajan aquí qué he estado haciendo este tiempo y cuáles son los cambios de importancia en los que necesitamos que se involucren.

A partir de esta propuesta, mi intención es incorporar propuestas que generen ellas mismas y ver cómo alineamos intereses personales con los objetivos de mejora y cambio en la organización que hay que ir llevando a cabo.

Utilizaré esta presentación para ello.  A ver cómo resulta.

Para la penúltima diapositiva, he utilizado la presentación de Jordi Graells, aunque he traducido las “nubes” de opinión y he añadido algunas frase célebres sacadas de mi propia organización. Gracias, Jordi, por compartir lo tuyo.

Política 2.0

6 May 2009

No se si estoy preparado para un post de este tipo, pero el otro día me lancé en un comentario en el magnífico blog de Iturbe, cuando lo que cabía era escribir en éste y no soltar ladrillazos en forma de comment en el de otros. No me voy a repetir, o eso creo. Y sirva esto, además, como pública disculpa.

Intento imaginarme soltando esa parrafada ante un pleno corporativo de mi institución o de cualquier ayuntamiento de mi provincia y sigo viendo a Dylan en 1966 en el Albert Hall.

Intento imaginarme una agrupación local (¿se llaman así también los encuentros de otros partidos distintos al SOE?) de cualquier partido, llena de otro tipo de “necesidades” distintas a las voces críticas y a la voz del pueblo ignorante llegando desde sitios distintos a los canales identificados y no veo cómo, realmente, el 2.0 puede colarse de forma natural en la política actual.

En 1965, Bob Dylan no tuvo más remedio que publicar Bringing it all back home para explicarle a los USA que todo eso que llevaban haciendo en Europa cuatro años los Beatles le pertenecía de modo natural al yankee . Pero casi no entendieron nada.

El esfuerzo de Obama por resituar los valores democráticos que ahora nos parecen tan sorprendentes, bringing them all back home, se parece al triple intento de Dylan (el citado, más Highway 61 Revisited (1965) y Blonde On Blonde (1966)) por poner de manifiesto dónde nació el verdadero Rock and Roll, reivindicando para su lugar de nacimiento el espíritu de ambas revoluciones.

Desclasificar documentos de la CIA, promover la transparencia en la toma de decisiones del gobierno, no renunciar a estar en contacto con la realidad, renunciar y denunciar la compra de las decisiones por los lobbies de presión, hablar de forma natural y sin parecer un magnetofón,… Ser lo que el espíritu de la democracia reclama para el que ejerce el poder sin aparecer trucado ni falso y asumir responsablemente que estás al servicio de la institución que presides y de quien te ha votado. Fácil, ¿no?

El Rock también es sencillo y tampoco se entendía. Sólo hay que seguir, machaconamente, tocando cada vez más alto. Hay sitio para ello.

Transformational Goverment, lo que he entendido

1 May 2009

Pues me ha costado ponerme a escribir el post. Aunque casi desde el principio sabía el tono, los dedos sobre las cuerdas no me fluían fácilmente. Tendré que dejar la música para la banda y centrarme en murmurar el estribillo.

Lo primero, la partitura: Las referencias que he estado leyendo están todas bajo la etiqueta Tgoverment de mis links en Del.ic.io.us (sí, ya sé, están un poco caótico mi perfil allá, pero después de subir los favoritos desde el navegador, le he echado poco rato). Y me ha ayudado un documento de mi amigo Roberto Adelardi que he intentando colgar en Google Docs, pero es demasiado extenso. Buscaré otro medio.

Lo segundo, la corriente artística: El Transformational Goverment parece haber ya evaluado las soluciones aplicadas al e-gov y e-admin como meras mecanizaciones a través de la tecnología de los procedimientos de gestión de los servicios sin haber encontrado verdadera solución para una mejora de los servicios a los ciudadanos. Tendremos que tenerlo en cuenta los que “todavía” estamos pensando que nuestos proyectos de e-admin transcienden la mera mejora procedimental y tienen ese sentido de “motor del cambio” cultural en nuestras organizaciones. Aviso a navegantes.

Tercero, la variación: O sea, lo que he entendido.

El desarrollo tecnológico como excusa para la mejora completa de los servicios, colocando de forma central las necesidades de nuestros usuarios (ciudadanos y empresas) en los procesos de mejora.

De entrada, leo de fondo en los enunciados del concepto la aplicación de los modelos de excelencia (EFQM o ISO) en los que la insistencia sobre la orientación de la gestión excelente hacia las necesidades de los clientes es el tantra del cambio en la gestión. Está presente de forma constante en el enunciado del TGoverment y sitúa de forma adecuada lo que debe ser nuestro proceso de cambio en la administración pública, pase éste por el uso de la tecnología o la desburocratización. Nada de ello tiene sentido realizado SÓLO desde la perspectiva “interna”, sino impregnado de orientación al cliente. O sea, transformar realmente el enfoque imperante en nuestra forma de prestar los servicios en una orientación completa a las necesidades de los ciudadanos, personalizándolos. Lo que viene a ser: conseguir por fin el antiviral perfecto para la Enfermedad de TAG.

Junto con la orientación al ciudadano, el TGoverment insiste en que el medio óptimo para la personalización de los servicios es, sin ninguna duda, la tecnología; siendo ésta un elemento táctico de la transformación de las organizaciones y no una mera herramienta de mejora. ¡¡Me encanta esto!!.

Un tercer elemento del TGovernment es la cultura de los servicios compartidos, lo que se parece soberanamente cuando se desarrolla en los distintos documentos, a la  “interoperabilidad” de nuestra querida Ley 11/2007.

Además, la profesionalización de la planificación, prestación, gestión, formación e implementación del cambio cultural en las organizaciones a través de las TICs es otro de los elementos que exige el TGoverment, que no sé si hay que situar esto dentro del ámbito de la Ley 11/2007 o de la Ley 7/2007.

Una magnífica oportunidad, esta de la transformación, para meterle mano a todo lo importante en una organización: Clientes, servicios, medios-TICs y personas.

Cuarto, un arreglo, tipo Rock:

Yo creo que estamos en ello. O sea, que la perspectiva e-admin sobre la que leo y la que sigo a través de la blogosfera pública tiene este transfondo de cambio cultural que está consiguiendo mover la administración pública española en otro sentido y que mira mucho más al ciudadano, gracias a la excusa de cambio que provoca la propia adaptación a los requisitos de la Ley 11.  Roberto, mi amigo, me resumía en un correo que la moda del e-gov acabó por convertirse en tener una presencia en la red de contenidos aburridos y con una foto del ministro o presidente de turno colgada y no es ya sólo eso lo que está pasando aquí.

Eso, o tengo una visión demasiado optimista del concierto que empieza.